Grupo de Consumo Autogestionado de Jaén

¿Qué es GCAJ?

¿Qué es un grupo de consumo?

Un grupo de consumo es un colectivo de gente de un mismo territorio que se agrupa con el objetivo de llevar a cabo un consumo alternativo, ecológico, solidario con el mundo rural y que establezca relaciones directas entre el consumidor y el productor a partir de circuitos cortos de comercialización.

¿Por qué es bueno participar activamente en un grupo de consumo?

Porque eliminamos intermediarios que elevan el precio de los alimentos de forma innecesaria. De esa forma, el agricultor/a recibe un precio justo, y los/as consumidores/as pagamos un precio justo.

Porque tenemos la posibilidad de conocer directamente a los/as agricultores/as: la forma en que trabajan, las problemáticas que les afectan, las distintas posibilidades de colaboración entre producción y consumo… Porque conocemos a otra gente de nuestro barrio o pueblo, fortaleciendo lazos entre vecinos/as y disfrutando de realizar actividades saludables en compañía.

Porque conseguimos mantener formas de vida dignas y sostenibles: mantenemos un medio rural vivo y sostenible, cerca de núcleos de mayor tamaño, y contribuimos así a mantener la Naturaleza y al equilibrio territorial. Porque consumimos alimentos locales, cultivados en las cercanías de nuestro lugar de residencia. Porque consumimos alimentos de temporada, lo que nos asegura que los alimentos son frescos y están cosechados maduros. Eso favorece que los alimentos sean más saludables y sabrosos.

¿Cómo se organiza el Grupo de Consumo Autogestionario de Jaén?

Nuestro grupo de consumo es un colectivo asambleario y autogestionario. Eso significa que todas las decisiones que afecten al grupo se habrán de tomar en Asamblea. Rechaza de plano cualquier tipo de subvención pública y el grupo no podrá disponer de personal asalariado a su cargo. Las tareas propias de funcionamiento del grupo serán atribuidas a los propios miembros del mismo en la propia Asamblea, que es el mecanismo del que nos dotamos para decidir lo que nos afecta a todas y todos los miembros del grupo.

¿Por qué es una opción política contraria al capitalismo?

Porque eliminamos intermediarios y mantenemos una relación igualitaria entre productores y consumidores. Porque fomentamos un tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente y beneficiosa para el mundo rural. Porque creamos un espacio de participación asambleario y autogestionario, donde nadie es más que nadie y donde todo se decide entre todos y todas. Porque favorece el trabajo colectivo y ayuda a romper con el individualismo. Porque crea nuevas posibilidades para la autogestión máxima de nuestras propias vidas.