Grupo de Consumo Autogestionado de Jaén

Agricultura Ecológica para combatir el cambio climático

| 0 comments

Todos estamos viendo cómo el cambio climático causa graves impactos medioambientales y sociales y requiere medidas urgentes, una de ellas es la de implementar la agricultura ecológica.

La principal actividad para la que empleamos la tierra es para la agricultura, que se ha convertido en una fuente muy significativa de emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

La emisión de combustibles fósiles y otros gases forman parte de los conocidos Gases de Efecto Invernadero, con el Dióxido de carbono (CO2) a la cabeza. Éstos producen un calentamiento en la superficie de la tierra que modifica los ciclos naturales provocando graves alteraciones en el medio ambiente.

La agricultura convencional contribuye al cambio climático y éste influye a su vez sobre la agricultura. No es sostenible.

Entre las alteraciones que se están produciendo en todo el mundo están las inundaciones y las sequías, la pérdida de biodiversidad, la desertificación, el descenso de agua dulce, la deforestación, el aumento del nivel del mar y las migraciones de millones de personas. A su vez estos desastres contribuyen a aumentar el cambio climático en un círculo que se retroalimenta.

Cambiar el modelo de producción de alimentos es imprescindible para poder asegurar la soberanía alimentaria y combatir el cambio climático.

La agricultura ecológica se adapta mejor al cambio climático. Por ejemplo, cuando se producen inundaciones los suelos ricos en materia orgánica absorben más agua durante fuertes precipitaciones.

Pero también la agricultura ecológica ha probado estar mejor adaptada a los periodos de sequía reduciendo la erosión de los suelos y conservando mejor el agua.

En la agricultura ecológica la emisión de gases de efecto invernadero es menor que en la agricultura convencional. Pero además la AE ayuda a preservar la biodiversidad, aumentar la fertilidad y productividad del suelo.

.

Agricultura ecológica, más sostenible que la agricultura convencional:

No se utilizan fertilizantes, herbicidas ni pesticidas de síntesis

Conserva la biodiversidad

Reduce la erosión de los suelos

Se protege la calidad del agua y se reduce su contaminación

El consumo de combustible fósil es menor

Se utilizan energías renovables

Ayuda a preservar el equilibrio biológico

Genera menos residuos

Incrementa el carbono orgánico en el suelo

Emite menos CO2

Se practica la agroforestación

Y lo que es muy importante, la implementación de la agricultura ecológica podría evitar que las personas tengan que huir de entornos rurales a las ciudades, como está pasando desde el año 2008. Se estima que desde entonces unos 23 millones de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares debido a los desastres climáticos.

A pesar del insuficiente apoyo que tiene la agricultura ecológica por parte del Gobierno, España es el primer productor ecológico de toda Europa. Contamos con más de 20.000 agricultores ecológicos.

.

¿Y qué puedo hacer yo contra el cambio climático?

Los gestos cotidianos son los que mayor impacto tienen en el medio ambiente, como por ejemplo, al hacer la compra.

Procura consumir alimentos ecológicos y de temporada producidos localmente: tienen más sabor, maduran en la planta o árbol, están más frescos, comes más sano y favoreces la producción sostenible.

Reduce el consumo de alimentos transportados largas distancias, así evitarás productos guardados en cámaras de conservación durante días y/o semanas que se han cosechado antes de estar en su punto óptimo de maduración.

Trata de que tu cesta de la compra esté compuesta principalmente de verduras y hortalizas, cereales, legumbres, semillas, frutos secos y frutas, ya que, éstos requieren menos energía para ser producidos frente a productos de origen animal.

 

Extraído de https://www.ecoagricultor.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.